Diversión cuando se oculta el sol en Puerto Vallarta

Diversión cuando se oculta el sol en Puerto Vallarta

Mucho se ha escrito sobre las diversiones al aire libre y bajo el sol que aguardan diariamente a los vacacionistas en puerto Vallarta. Desde hermosas playas hasta callecitas empedradas llenas de mil opciones de compras. Sin embargo, a la caída del sol, surge otro aspecto relumbrante de Puerto Vallarta. La bella y tropical bahía de banderas se ilumina de un sinfín de lucecitas titilantes, mientras las noches generalmente tibias le incitan para que salga a beber un coctel a la hora del crepúsculo, dar un romántico paseo en barco o pasar una divertida velada de baile en uno de los muchos bares, discotecas y clubes del lugar. Cualquier cosa que usted decida hacer por la noche, sin duda puerto Vallarta lo estará esperando.

Una actividad obligada es caminar por el malecón, el encantador paseo que corre a lo largo del mar. Aquí, tanto los habitantes como los visitantes se reúnen, conversan y coquetean al tiempo que las olas crean un sincopado telón de fondo para la música y la risa al lado de los restaurantes y centros nocturnos del paseo Díaz Ordaz. Hay clubes en las aceras y los bares con balcones, y se puede escuchar desde hip-hop hasta mariachis, así que de seguro usted encontrara una música que le hará mover los pies.

Si quiere probar un sabor auténticamente latino, no deje de ir a la afamada bodeguita del medio, una fiel reproducción del bar y restaurant de la habana vieja que tantas veces visito el escritor norteamericano Ernest Hemingway. La versión del mundialmente famoso restaurant habanero en Puerto Vallarta tiene grupos musicales en vivo, deliciosa cocina cubana y una tienda para comprar souvenirs como tabacos, ron y muchas cosas más.

Los vacacionistas que buscan soltar ese animal que tienen escondido dentro no deben dejar de visitar The Zoo. No es precisamente el típico lugar para comer palomitas de maíz y mirar los animales: se trata de un zoológico de un tipo por completo diferente, pues es un club repleto de una voraz energía y lleno de delirante música, con percusionistas tribales y pullmans estilo kitsch tapizados con estampados de cebra.

También puede dar un paseo por el siempre populoso malecón y explorar las calles empedradas de la vieja ciudad, donde encontrará opciones como el sofisticado de Santos. Después de las 11pm, este elegante restaurante se convierte en un club para que la gente se divierta hasta bien entrada la madrugada, siendo su principal atractivo el bar con techo abierto y las camas de tamaño descomunal para descansar. Si tiene pensado salir a bailar esa noche, entonces Puerto Vallarta es una especie de nirvana de las diversiones nocturnas, con sus mega clubes como Christine y collage que cuentan con sistemas de audio ultramodernos, un ambiente muy in y enloquecidas fiestas como las fiestas de espuma, shows de rayos laser y pantallas de video. Si, por el contrario, lo que desea es olvidarse del mundo civilizado, entonces puede quedarse una noche en Las Caletas, un escondite idílico a menos de una hora de distancia que en otros tiempos fue la casa del famoso director de cine John Houston. Vallarta aventures le ofrece excursiones a este paraje remoto, donde los huéspedes pueden saborear suculentos platillos de la cocina local después de ver un espectáculo de danza en el que se representan las culturas indígenas de la zona.

De cualquier modo, es otra forma de pasar una noche inolvidable en Puerto Vallarta, lo que demuestra que ya sea en tierra firme o en medio del mar, las noches aquí son pura magia.